Consejos para mantener limpia la tapicería del sofá.

Cuando hacemos uso del sofá de casa buscamos comodidad, confort y bienestar. Está claro que para conseguir esto es importante mantener este apreciado mueble en las mejores condiciones de limpieza y conservación.

En la mayoría de los casos, los sofás más modernos cuentan con una estructura desmontable que permite el lavado sencillo en la lavadora, sin embargo, el proceso reiterado de desmontaje puede ser, en algunos casos, la causa de deformaciones de los cojines o pérdida de comodidad. De igual modo, las limpiezas demasiado agresivas pueden suponer un agente de deterioro añadido para los tejidos que derive en colores desvaídos, texturas degradadas o aspectos envejecidos en general.

Si quieres mantener la tapicería del sofá en las mejores condiciones para disfrutarlo durante el mayor tiempo posible, sigue estos sencillos consejos y vive el mueble más confortable de tu hogar.

La forma más eficaz de limpiar sofá.

Sin importar el diseño, ya sea un sofá de varias plazas, una chaiselongue o un sillón individual, en muchas ocasiones nos vemos obligados a hacer una limpieza a mano para lograr un aspecto más cuidado y eliminar todos los elementos que envejecen nuestra tapicería consiguiendo una higiene más eficiente.

En estos casos lo mejor es empezar eliminando el polvo acumulado con una aspiradora. Si tienes una de gran potencia con un cepillo en la boca será mucho más útil para esta tarea.

Tras la eliminación inicial del polvo se puede proceder a la utilización de un producto específico para tapicerías siguiendo las instrucciones del fabricante.
Hay quien prefiere una limpieza más tradicional con un detergente al gusto. En estos casos se recomienda usar productos ideados para la eliminación de añadidos grasos.

Utiliza el producto disuelto en agua y aplícalo con un paño de forma uniforme aprovechando las formas propias del sofá para limitar las secciones de aplicación. De este modo conseguirás evitar la formación de cercos difíciles de eliminar tras el secado. Frota con un cepillo y, preferiblemente, aplica posteriormente un paño limpio y seco para retirar el exceso de humedad.

Los trucos para mantener impecable la tapicería del sofá.

Rapidez de actuación. Si bien es cierto que no manchar la tapicería es la mejor forma de conservarla limpia, también es obvio que los accidentes se suceden con cierta regularidad y no siempre es posible evitar la suciedad. Cuando algo se derrame sobre el tejido lo mejor es ser rápido y eliminar la mancha cuanto antes. Si dejas pasar el tiempo conseguirás que la mancha penetre más profundamente y se fije a las fibras de una forma más duradera. Esto hará que sea más difícil eliminar el cerco depositado.

Atiende a las características del sofá a la hora de su compra. Si estás pensando en comprar un sofá nuevo, es el mejor momento para empezar a pensar en su conservación. Escoge el modelo con el tejido más fácilmente lavable (como el tejido Aquaclean), con una estructura desmontable y que te permita un secado rápido tras el paso por la lavadora. En tu tienda de sofás te atenderán y responderán a tus dudas al respecto. Siempre es recomendable buscar profesionales como Muebles Rio para conseguir la atención requerida.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *