No pintar en colores fuertes el dormitorio

5 razones porque no pintar en colores fuertes el dormitorio

Cuando llega el momento de pintar una habitación, seguramente os vendrán a la mente imágenes de dormitorios decorados con vuestros colores favoritos: morado, azul, verde, rojo, etc., y en estas imágenes o fotografías, las habitaciones se ven estupendas, ¿verdad? Por esta razón se piensa primero en la combinación de colores más fuertes y llamativos para salir de la monotonía y dotar a vuestro hogar de la originalidad del color. Sin embargo, la elección del color oscuro y original sobre el color más aburrido como un color pastel o el más conocido por todos, el blanco, puede que sea un error dependiendo de las características de la habitación que vayáis a pintar o decorar. Para que desde este mismo momento penséis más sobre los colores que utilizaréis en vuestros dormitorios, en Muebles Rio os damos cinco razones por las que no debéis utilizar colores oscuros en la decoración de vuestra habitación:

1) La luz. Si vas a dedicar tu habitación a la relajación, pintar tu habitación con colores oscuros será lo ideal ya que reducirá en gran medida la luminosidad del lugar. Sin embargo, en ella no solo te relajarás por las noches sino que también estudiarás, realizarás trabajos para clase o, incluso, tendrás que acabar los papeleos de la oficina si eres un trabajador. Así que ya sabéis, si queréis iluminación natural en vuestra habitación, tendréis que huir de los colores fuertes y oscuros.

2) Comercialidad. Si lo que quieres es vender tu vivienda, con habitaciones decoradas con tonalidades más oscuras te resultará más complicado ya que normalmente los compradores buscan pisos luminosos y espaciosos, características que nos llevan a las siguientes razones. 

3) Espacio. Con el espacio de la habitación ocurrirá exactamente lo mismo que con su luminosidad si utilizas colores oscuros para pintar sus paredes. El espacio parecerá que se reduce debido a la cantidad de sombras que se crearán. Si queréis dar ese toque de color, desde Muebles Rio recomendamos que se haga con los muebles o accesorios. 

4) Dificultad. Una vez la pared está pintada quedará muy bonita. Sin embargo, si en algún momento decidís cambiar el color de esta pared tendréis que estar preparados para trabajar duro, puesto que tendréis que dar mínimo dos capas de pintura blanca para deshaceros del primer color y, una vez estén secas, colocar el color deseado.

5) Trabajo. De la misma manera que deshacerte del color será difícil y trabajoso, pintar la pared de un color llamativo también lo será. Para conseguir la tonalidad e intensidad deseada y que este color se vea uniforme requerirá varias capas y mucho cuidado a la hora de la técnica utilizada.

Ahora que ya estáis al tanto de las razones por las que no deberíais utilizar colores oscuros para decorar o pintar vuestro dormitorio, esperamos que os sirva a la hora de tomar decisiones o de aconsejar a vuestros conocidos y familiares para conseguir una habitación más acogedora y cómoda.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *