Cuál es el tipo de cocina que más se adapta a tus necesidades.

Con tantos tipos de cocina disponibles en el mercado, tal vez te preguntes qué distribución elegir. La respuesta tiene que ver con el tamaño de la habitación, el uso que le darás y tus gustos personales. Descubre cuáles son las configuraciones de cocina más utilizadas y las principales ventajas que te ofrece cada una.

Cocina lineal.

Si tu espacio es estrecho y largo, una distribución de cocina lineal puede ser tu mejor opción. Este diseño alinea todos los muebles y electrodomésticos con la pared. Puedes agregar una tabla o barra al final para disfrutar de funcionalidad adicional.

Una cocina lineal todo en uno con fregadero, horno, lavavajillas, placa y frigorífico necesitará casi cuatro metros de longitud de pared, tomando en cuenta la distancia que debe dejarse entre un electrodoméstico y otro. También ten en cuenta que tiene que haber suficiente espacio al frente para poder abrir puertas y cajones, y para desplazarse entre un elemento y otro.

Cocina con esquina.

Esta distribución de cocina consta de dos filas de muebles y electrodomésticos que se colocan a lo largo de dos paredes perpendiculares y que se intersecan entre sí. A fin de no desaprovechar las esquinas, los fabricantes de estos tipos de cocinas recurren a soluciones especiales.

Una opción es instalar muebles con estantes para esquinas. Si optas por esta alternativa, asegúrate de que las puertas del rincón se abran en direcciones opuestas. Esto te permitirá acceder fácilmente a tus pertenencias y ver lo que hay dentro. Una ingeniosa variante de este diseño son los gabinetes esquineros con baldas giratorias.

Por otro lado, una alternativa muy original e innovadora son los cajones esquineros. Lucen normales, pero al abrirlos se revela su secreto. Tienen forma de dos romboides unidos de forma simétrica. Este peculiar diseño permite optimizar el espacio disponible en el rincón.

Cocina con isla.

Si bien es cierto que las cocinas con isla requieren más espacio útil que las cocinas lineales o con esquina, superan a estas en otros aspectos. En primer lugar, el mobiliario puede funcionar, al mismo tiempo, como una encimera, una barra de comedor o un gabinete para guardar la despensa y los utensilios de cocina.

Asimismo, los muebles para cocinas con isla disponen de cajones o puertas en sus cuatro lados, lo que les permite aprovechar al máximo su capacidad de almacenamiento. Al poder moverte libremente a su alrededor, podrás acceder a su contenido sin ninguna limitación. También te será más fácil limpiar los electrodomésticos de la isla central.

Cocina con península.

Por último, hablaremos de las cocinas con península, compuestas de dos o tres hileras de muebles y electrodomésticos, todas unidas entre sí. Una o dos hileras están dispuestas a lo largo de la pared, y una más está en la parte central de la habitación, ofreciendo la posibilidad de rodearla en tres de sus cuatro lados.

Las cocinas con península son una especie de híbrido entre las cocinas con isla y con esquina. Te ofrecen lo mejor de ambos mundos en lo que se refiere a aprovechamiento del espacio y movilidad. Tienen una configuración en forma de “L” o de “U”.

En Muebles Rio diseñamos cocinas a medida en base a tus necesidades: lineales, en paralelo, esquineras, en U, en L, con isla o península. El primer paso es tener en cuenta el espacio para diseñar la distribución adecuada. ¿Te ayudamos?

Dejar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *